ABRE TU MENTE

Cuando la mente no puede concebir nuevas ideas, porque suponen aceptar algo muy distinto a las percepciones y creencias que se tienen, a veces lo rechaza ridiculizándolas o negándolas rotundamente. Este es un sistema de defensa que mentalmente es muy útil para no entrar en un colapso o cortocircuito emocional y cognitivo.

Abre tu menteRomper con lo que se suponía o creía es, a veces, algo muy difícil para una mente muy acostumbrada a una Verdad determinada y sostenida a lo largo de mucho tiempo. Pero para crecer, para expandirse, para abrirse a nuevos horizontes, a veces es necesario dilatar un poco la mente, aceptar lo desconocido como una posibilidad y simplemente darle una oportunidad.

Son muchos los inventos en Ciencia que hoy en día son algo aceptado y cotidiano para nosotros, pero que en su día supusieron todo un desafío que tuvo que romper el hielo de muchas mentes congeladas en una idea fija.

Solo una mente flexible puede abrirse a un abanico de posibilidades creativas que hacen otro mundo posible.

Han sido muchas las personas que han tenido que soportar humillaciones y sufrir la ridiculización por parte de otros, que no eran capaces de aceptar que hay otras perspectivas sobre la vida que, aunque no coincidan con la suyas o con lo que se conoce en ese momento, pueden ser tan válidas y respetables como las establecidas. Es un riesgo que ha tenido que afrontar todo pionero en los descubrimientos solamente porque las mentes cerradas son mentes con miedo a lo desconocido e inusual.

Hay que abrir la mente con confianza hacia aquello que sea distinto y respetar a la persona que avanza primero, rasgando el velo de la ignorancia. Al menos lo está intentando, explorar lo que las mentes condicionadas no se atreven.

Afortunadamente ahora hay muchas mentes anchas y abiertas, que presentan sin miedo sus percepciones y visiones a un mundo viejo y caduco, que pide por si mismo el cambio para oxigenar el aire viciado e impuro de un hábito añejo y ya desgastado por el uso.

Demos a estas personas las gracias en lugar de la espalda, nuestra atención en lugar de nuestro rechazo, para que puedan potenciar su imaginación en lugar de bloquearla ante la presión mediática buscando aprobación.