ALZHEIMER

Cada época hay una cierta moda en la publicidad de un tipo de enfermedad. Es tal el bombardeo de esta información, que produce un miedo generalizado en la población que se retroalimenta a su vez haciéndolo más grande. Es importante que nos demos cuenta de esta influencia mediatica para que no nos influya negativamente.

A

Siempre es mejor tomar medidas para prevenir las enfermedades y si se tiene el conocimiento de que nosotros nos las producimos emocionalmente y de que son mensajes amigos de nuestro cuerpo, podremos atenderlas sin tanta ansiedad, sin ese terror a padecerlas.

Así que vamos a ver que es lo que está detrás del alzheimer para que puedas evitar su aparición o mejorar su sintomatología.

Detrás del alzheimer hay un prolongado deseo inconsciente de huir de la realidad para no aceptar o enfrentarse con las situaciones que dan miedo, molestan y duelen. La forma de desconectarse es por medio de volverse insensible a las emociones que escondemos en nuestro interior y a cuanto nos rodea, para que sea más fácil sobrellevar la vida. Es como una anestesia emocional.

Hay una gran dificultad a soltar ideas enquistadas que se mantienen desde un pasado que constantemente se rememora, de tal forma que no se deja espacio para adaptarse a nuevas ideas y a vivir centrado en el presente.

También puede existir miedo a la vejez y a la muerte que da paso a un comportamiento infantil para no enfrentarse a ese momento temido.

Con este conocimiento podemos empezar a afrontar nuestras emociones y las situaciones que nos rodean sin intentar ignorarlas. Podemos revisar nuestras ideas y permanecer abiertos a otras nuevas que nos aporten un punto de vista diferente y creativo. Vivir en el momento presente prestando cuidado a no regresar hacia revivir el pasado constantemente. Aceptar la idea de la vejez como una etapa normal de nuestras vidas y la muerte como algo que no hay que temer.

Los familiares y cuidadores de personas que lo padecen tienen que tener un conocimiento básico de lo que supone el alzheimer para comprenderlo y aprender una serie de medidas para actuar ante los comportamientos a los que se tendrán que enfrentar, ya que los cuidados de estas personas suelen producir con el tiempo un gran desgaste físico y psicológico.