ANIMALES MEJOR QUE PERSONAS

Vivimos un momento delicado. Muchas personas prefieren a los animales a su lado antes que a un familiar, pareja, amigo o compañero. Esto es un índice de que algo está pasando entre las personas, que no llega a tener la calidad al relacionarse como la que se tiene con los animales.

Animales Post1Pero, ¿que tienen los animales que no tengan esas personas que nos acompañan en nuestras vidas? ¿Lealtad? ¿Fidelidad? ¿Nobleza? ¿Honestidad? ¿Mansedumbre? ¿Cariño sincero?. Quizás es tiempo de reflexionar sobre cómo nos estamos comportando los unos con los otros; sobre las indiferencias, los conflictos, los malentendidos, las deslealtades, la deshonestidad, el abuso, la utilización y la agresión como forma de relacionarnos que se mantienen en la actualidad.

Son tiempos de competitividad, de un modo de vida muy estresante que nada tiene que ver con el ritmo de la naturaleza. Hay un bombardeo constante de valores materiales y egoístas, que no nos permiten conectarnos con lo que realmente somos por dentro, seres naturales, sinceros y sencillos, en armonía con la existencia. Parece que nos hemos desviado del camino natural, mientras los animales se conectan cada día más a él, pareciendo más humanos que los propios humanos.

Si nos paramos y observamos, podemos reflexionar sobre donde estamos haciendo de nuestras relaciones algo incómodo, falso e insostenible. Si miramos a los animales tratando de comprender la diferencia, podremos encontrar el ejemplo vivo en el cual fijarnos, para aplicarlo con esas personas con las que no nos logramos entender.

Como esos animales que adoras, sé leal, honesto, cariñoso, noble, sencillo, natural y encuentra personas que lo sean, pero recuerda que seguirán existiendo humanos en desequilibrio que no serán así y de los que por tanto tendrás que protegerte o alejarte.

Los animales nos están enseñando el camino de vuelta al Hogar, a ese lugar amable donde merece la pena vivir, donde la convivencia se hace posible en un ambiente de tranquilidad y armonía, donde puedes confiar en el otro, sentir su compañía sincera y querida, compartirlo todo y permanecer unidos por mucho tiempo.