Categoría La palabra

LA PALABRA

Hay que tener cuidado con lo que se dice y a quien, porque producirá un efecto en cadena que puede alcanzar no solo a la persona sobre la que se habla, sino también a otras personas y además prolongarse en el tiempo.

Cuidar la palabra

Por poner un ejemplo un poco infantil, hace años en una reunión se me acercó un hombre a comentarme algo. Me quedé helada con su insinuación pues vi claro que debía ser algún malentendido. Aquella reunión era de carácter espiritual y lo hizo justo antes de comenzar. A esto yo lo llamo “a Dios rogando y con el mazo dando”. Comenzó diciéndome: “ya me ha dicho tal persona que tú….” A lo que yo pensé sorprendida ¿que yo, qué? esperando que me explicase lo que le había dicho...

Leer más...