COMUNICACIÓN NO VERBAL

Es importante que sepas esto: la gente te escucha, te escucha todo el tiempo y en todas partes. No lo hace literalmente como cuando oyes hablar pero si bajo unas impresiones que quedan marcadas en nuestro interior con las intenciones que el otro tiene respecto a nosotros.

COM

Vamos por ahí creyendo que lo que pensamos es solo nuestro, que si lo escondemos no pasa nada pues solo verbalizándolo se produce algo en el exterior. Sentimos que se puede mentir, que se puede callar y que no pasa nada pero yo te digo que si pasa y mucho. La gente se transmite y se escucha unos a otros con el lenguaje no verbal a la vez que con el verbalizado. Pero de esto muchas personas no son conscientes y creen que porque no lo ven, no se dan cuenta o no lo sienten como Verdad, no existe.

Captamos sensaciones, impresiones, mensajes ocultos por lo visible, pequeños gestos, movimientos y energía del otro. No estamos separados de los otros sino que entre ellos y nosotros hay un espacio invisible que nos une, un campo de acción que interactúa.

Por ello, es crucial que empecemos a escucharnos realmente, a sentir al otro, a reconocer lo que nos dice de verdad con su interior y a aceptarlo, a hacer visible lo que ahora ignoramos para que sepamos por qué reaccionamos al otro como lo hacemos, por qué me comporto de una determinada manera en una situación y qué sentido tienen nuestras relaciones.

Existe mucha confusión actualmente en las comunicaciones porque cuando quiero decir si digo no, cuando deseo algo no lo pido y espero que el otro lo adivine, cuando siento algo me da miedo expresarlo y lo callo creyendo que el otro no se da cuenta pero es absurdo pues si lo hace, se da cuenta y tu silencio o tu mentira produce en él un efecto contradictorio que puede ser la razón de un conflicto o desentendimiento.

Vivimos en una especie de torre de Babel donde hay muchísimos lenguajes pero pocas personas se entienden pues no se escuchan con el sentir y no se expresan con honestidad. Si conciliamos nuestro lenguaje externo con el interno el resultado es un equilibrio energético que produce armonía. Si me muestro como soy y acepto al otro por lo que es, si expresamos nuestra Verdad al otro y no tratamos de disimular que somos otra persona podemos empezar a comunicarnos realmente desde el corazón.

Observar nuestro lenguaje no verbal, nuestro Sentir en todo momento, nos ayuda a comprendernos mejor y a entender con más claridad lo que nos rodea para responder a ello de una manera más integra y acorde con nuestras Verdades interiores.