LOCURA

Antes se creía que “locura” era pensar, sentir o comportarse fuera del pensamiento y razonamiento común, de lo que la mayor parte de la gente  pensaba, sentía o hacía, del sistema de vida establecido.

LocuraAhora ya se va atisbando que la “locura” es precisamente pensar, sentir y actuar como el sistema de vida establecido y que nos ha llevado a una “neurosis colectiva”, por etiquetarlo al modo como tanto le gusta a éste. Un modo de vida condicionado, absurdo, manipulable y enfermo que se separa mucho de toda ley natural y equilibrada.

La gente “normal”, adoctrinada por el sistema, sigue etiquetando y señalando a los “locos” o “no cuerdos” por desconocimiento de que están inmersos en un mundo que les marca lo que es normal de lo que no lo es, en lugar de sentirlo por si mismos, indagando y sintiendo otras posibilidades de Ser y de estar en la vida. Este mundo es un espejo donde no se sabe que parte es la real, cual refleja a la otra realmente.

Pero las personas están cambiando y el que antes era tachado de “loco” comienza a ser escuchado y tenido en cuenta, no ya ridiculizado, despreciado, encerrado y drogado para acallarle y someterle a lo establecido.

¿Quién merece ponerse en tratamiento y sanarse? Realmente este sistema, pues de forma despierta, consciente y deliberada, sabiendo lo que hace y viendo sus consecuencias, no se arrepiente ni cambia nada, luego bajo sus etiquetas es un “psicópata”.

Dejemos de buscar gente para quemar en la hoguera, esto ya se ha repetido en la historia demasiadas veces. Busquemos puntos de unión, de comprensión del otro y llevemos a nuestros semejantes a un equilibrio a través del Amor, el apoyo, la comprensión y la corrección por parte de manos expertas. Pero cuidémonos de etiquetas despectivas que separan y humillan, que aíslan al otro, siendo presa del abandono y el desprecio por nuestra propia ignorancia.

En un mundo donde las cosas no son lo que parecen, ¿quien puede decir lo que es normal y lo que no? ¿Lo que es cuerdo de lo que no? ¿Lo que es real o imaginado? Tendríamos que tener un dispositivo que nos permitiera ver y detectar lo que se esconde realmente tras las cosas y poder ver su Verdad más amplia.