MADRE PERVERSA

Es difícil de imaginar que alguien que te ha concebido, llevado en las entrañas, traído a la vida y cuidado en la infancia no te Ame.

MadrastrasonriendoPero puede ocurrir, puede que incluso desee destruirte y tienes que aceptar esta dolorosa posibilidad. Si no lo haces, serás victima inconsciente de sus perversiones y sin comprenderlo, te sentirás siempre mal, inadecuado, insuficiente, frustrado, triste, indefenso, enfadado, aislado o confundido, sin encontrar una razón clara, una explicación a muchas de tus sensaciones, a muchos hechos de tu vida.

Hay que saberlo, para poder comprender que hay personas que pueden ser tu madre y a la vez ser perversas, con rasgos psicopáticos, que te harán, bajo cuerda, la vida imposible mientras sonríen amablemente de cara a la galería.

A veces hay que aceptar lo que realmente es inaceptable, para poder remontar tu autoestima y tu vida, para poder cambiar tu disposición a ser ninguneado, con estrategias y herramientas que te permitan defenderte de esta “cazadora de inocentes”.

Puede que ya hayas perdido muchas cosas en el camino, tu alma, tu inocencia, incluso tu bondad innata, pero al menos podrás saber a lo que atenerte, podrás ponerle cara al “lobo” que te depredaba sin tan siquiera haberlo considerado ni por un momento.

Muchas personas que acuden a consulta por problemas que creen haber provocado ellos, descubren, con asombro, que lo que padecen es resultado de estar siendo acosados desde la infancia, provocados a tener reacciones emotivas de defensa, que nunca se hubiesen generado de no tener una madre perversa tras de sí, controlando y manipulando sus vidas.

Ahora comprenden por qué estas madres separan a los hijos unos de otros en lugar de promover la unión, por qué los compran con dinero y atenciones, por qué los mueven a su antojo provocando malentendidos, conflictos, envidias y celos. Por qué ellas siempre terminan siendo el centro de toda atención, la que recibe los halagos, la víctima de quien en realidad ella está maltratando. Por qué hablan mal del padre para tener enfrentados a sus hijos con él. Por qué levantan falsos testimonios, hablan a espaldas, mienten y confunden los sentimientos de todos. Son madres perversas, madres desequilibradas, que nunca van a cambiar.

Ahora que lo sabes, al menos tienes la posibilidad de considerarlo y poder hacer algo al respecto. Es duro, duele, lo sé, tendrás que aceptarlo. Pero te reconciliarás contigo mismo y con la vida.