MANIPULACION EMOCIONAL

Hay que saber que toda manipulación emocional es una agresión solo que encubierta. Y es una agresión de la que no te puedes defender precisamente por su naturaleza sibilina.

CEl manipulador confunde, da la vuelta a las situaciones a su favor, se justifica, miente con descaro hasta hacerte dudar de tu cordura. Son lo que se llaman “personas tóxicas”, pues una relación continuada con ellos puede resultar muy dañina. Obtienen lo que quieren a través de manejar al otro a su antojo y provocarle todo tipo de culpas, o bien por una simpatía y victimización exagerada que te lleva a querer agradarle, cuidarle y atenderle. Pero una vez que le ayudas te estampa tranquilamente en tu cara que no te pidió tu colaboración o te rechaza ante un gesto amable.

Son personajes que hablan a tus espaldas, utilizan y manejan a otros para que te digan lo que ellos no te van a decir para parecer inocentes. Esta estrategia de manejar el ambiente que le rodea a su antojo, hace que los demás siempre estén intentando amortiguar sus contrariedades y complacerle. Juegan con tus miedos e inseguridades.

La vida solo gira en torno a ellos, da igual que sea un día importante para ti, ellos lo olvidan pero que no se te pase el suyo porque la arman por todo lo alto. La vida para ellos es yo, yo y más yo.

Te verás como un títere tratando de realizar mil gestiones y acaparar todos los quehaceres, mientras ellos se sientan tranquilamente en el sillón o se van a lo suyo. Pero si les mencionas algo prepárate para recibir sus respuestas hirientes,  humillantes y caraduras.

Pasar mucho tiempo junto a ellos te hace sucumbir a sus maneras malévolas y enredadas de actuar. Te verás atrapado y dependiente de ellos, hasta el punto de olvidar tus propias necesidades y tu derecho a satisfacerlas. Te sentirás confuso e impotente ante sus artimañas. Y lo que es peor, terminarás pareciéndote a ellos.

Estos personajes están por todas partes camuflados entre las familias, en los trabajos, en las parejas, en los grupos de amigos, en los medios de comunicación, en el marketing…

El manipulador te elige porque carece de lo que tú posees: personalidad, bondad, ternura, éxito, alguna habilidad…y te ofrece la promesa de lo que tú careces: sociabilidad, fortaleza, ánimo…pero solo para cazarte.

La señal de alarma es si te sientes mal, si sientes que todo es malestar, miedo y dolor a su lado. Intentar arreglarlo refuerza más al manipulador, lo hace más grande y a ti más pequeño al sentirte culpable y darle tanta atención.

La única salida es alejarte de esa relación y hacerlo antes de que genere enganche y te bloquee emocionalmente.

Tú no les importas en absoluto aunque pueden fingirlo. Saben qué decir y cómo para manejar a los demás a su antojo y conseguir lo que quieren.

Es una agresión peligrosa porque ellos parecen encantadores frente a los demás, ocultando, tras una máscara de buenas personas que no han roto un plato, su verdadera personalidad perversa, para que parezca que eres tú quien no está bien de la cabeza o quien eres el agresor.

Te escuchan atentamente al principio para saber cuales son tus debilidades, tus miedos (a la confrontación, a decir que no, al abandono, a cometer un error…) y lo que te irrita y luego utilizarlas en tu contra. El fin es hacerte dudar de ti mismo con su presión y la que provocan entre los que te rodean.

Son muy fríos, controlan sus emociones impasiblemente y por eso tú eres quien humanamente pierde siempre los papeles ante ellos. Mantienen el control o tratan de hacerlo.

Tienes derecho a ser libre, a atender tus necesidades, a decir que no a lo que no quieres, a pensar en ti, a tu Bienestar.

Puede que te estés sintiendo mal creyendo que es algo tuyo, algún problema contigo mismo y en realidad sea que, sin ser consciente de ello, haya algún manipulador en tu vida haciendo de las suyas. Es como un mosquito, te pica en la noche y a oscuras cuando estás dormido y  cuando despiertas sientes un escozor y un bulto en la piel pero al mosquito no le ves. Solo si permaneces atento podrás escucharle zumbar alrededor e incluso ver su modo de actuación.