NO DESFALLEZCAS

Estamos pasando días difíciles, llenos de pruebas y obstáculos en el camino, que ponen al límite cada día nuestras fuerzas internas para seguir adelante. Nos sentimos inmersos en un sistema degradante que nos maneja caprichosamente, haciéndonos equilibristas de circo en un salto triple mortal cada vez más grande. Son muchas las razones que nos pueden llevar a quedar exhaustos, sin saber por dónde ni cómo seguir, pues así está diseñado este “juego de titanes” que estamos atravesando.

No desfallezcasPero hay que seguir pase lo que pase, pese a quien pese, hay que seguir sin rendirse. Buscar mil y una maneras de que nada ni nadie pueda contigo aunque todo duela, queme o moleste. Incluso rendirse por un momento y quedarse en silencio, buscando reposar en tu corazón para luego continuar tu viaje. Pero no te rindas definitivamente, no dejes que el juego te gane, que la mentira te atrape y te convenza de que no hay salida o de que tú no eres lo suficiente, porque ante un tirano nunca vas a ser lo suficiente y siempre querrá más de ti. La respuesta no es quedarte indefenso, sintiendo que no vales, que no puedes, que no logras lo que se supone debes lograr, porque todo eso son metas impuestas por otros o autoimpuestas para cumplir con el programa de vida que te has marcado. Libérate de tanta idea exigente intentando responder a tantas demandas y juega ligero y sin prisa a este juego de la vida. Al final todo se quedará aquí, todo eso material por lo que tanto luchaste, las presiones, los conflictos con otros, los dramas, los malos momentos, las preocupaciones, todo quedará aquí, así que por qué no soltarlo ahora mismo y saber que todo terminará pasando como siempre, por muy difícil o intraspasable que nos parezca ahora.

Acepta lo que ocurre, sea lo que sea, por imposible que parezca su solución; puedes estar seguro de que la tiene, pero solo la verás cuando te mantengas en calma para ver todo con mayor claridad. Pero incluso, aunque no encontraras una salida no importa, si dejas que ocurra todo sin más y observas a ver qué pasa. Puede que algo que no esperabas suceda, puede que un giro inesperado esté justo a la vuelta. Date esa oportunidad y sigue adelante. No te dejes vencer por un juego sin sentido, por un sistema enloquecido y absurdo. Tu eres más grande que todos los problemas del mundo y todo termina pasando, todo.