PADRES NERVIOSOS

Tumbada en la piscina tranquilamente tomando el sol, con los ojos cerrados, puedes oír las voces de alrededor como un eco lejano.

Padres nerviososSi estás en la zona infantil puedes darte cuenta de que la mayor parte de la comunicación de los padres con sus hijos pequeños es nerviosa, llena de tensión y de mensajes negativos del estilo: “ cuidado que te vas a caer”,  “que te he dicho que no cojas eso”, “que vengas aquí te he dicho”, “deja a ese niño en paz”, “no corras”, “no bebas el agua”, “no tires los juguetes”, “cuidado no resbales”. En algunos casos y según la educación de los padres, incluso puede llegar a insultos: “¿estás tonto?”, “pero que malo eres”, serás condenado” y lo último que he oído de unos padres muy jóvenes: “serás hijo de….”.

Seguramente esos padres recibieron las mismas palabras de pequeños y crecieron con ese condicionamiento que, al ser algo con lo que se ha crecido como algo normal y habitual, no se ve como algo a cambiar, ni siquiera se repara en ello.

En el caso de esta pareja joven, se notaba a la chica insegura con como actuar ante su bebé y esa inseguridad hacía que le hablara a gritos, prestando atención a todos sus movimientos con ansiedad, buscando cualquier escusa para amonestarle. El niño por su parte, cuanto más atendido se veía, más se comportaba de esa manera para llamar la atención. Luego en realidad la madre estaba reforzando la conducta que precisamente quería que desapareciese.

Ninguna de estas familias pudo disfrutar tranquilamente de su estancia en la piscina, pues su excesivo control y estar constantemente alerta, les ponía en un estado de tensión que no permitía el Bienestar y generaba conflictos en donde no tenía por qué haberlos.

Algunos padres han sido condicionados a creer que su labor es regañar constantemente, ser demasiado serios, excesivamente responsables y olvidarse de si mismos para ser guardianes de sus hijos. Pero eso es solo un aprendizaje y una creencia entre muchas. Puedes elegir ser calmado, comprensivo, tolerante, alegre, divertido, atento relajadamente y pensar en ti mismo, en Sentirte Bien, a la vez que en tu familia.