TRASTORNO ALIMENTACION

Tanto la anorexia como la bulimia son las dos caras de una misma moneda: un desequilibrio de la alimentación.

ANLa apariencia no es más que una irrealidad, no es quien realmente eres sino con lo que te has identificado: con el cuerpo.

Pero vivimos en una sociedad donde, desde pequeños, se nos bombardea con mensajes subliminales, publicidad, comentarios sexistas y otros condicionamientos relacionados con el ideal de un cuerpo bajo los standards establecidos en el momento. Si a esto le añadimos problemas emocionales relacionados con la madre, tenemos un caldo de cultivo ideal para desarrollar cualquiera de estos trastornos de la alimentación.

El problema de estos desequilibrios es que tienden a ocultarse al principio, hasta que presentan síntomas claros, como una excesiva delgadez en el caso de la anorexia y vómitos, con sus consiguientes problemas gastrointestinales, en el caso de la bulimia.

El malestar interno que producen se intenta llevar calladamente y, de cara a la galería, se da una imagen de estar perfecta y sin problema alguno hasta que la bomba de relojería estalla.

La recuperación comienza con hacerse consciente de lo que ocurre, reconocer que se tiene un problema y aceptar la ayuda.

Normalmente, en la anorexia no se percibe la imagen real del cuerpo, que puede llegar a ser realmente esquelética y antinatural, sino una distorsionada del ideal soñado, por lo que se hace más complicado que se haga consciente del problema para que pueda darse cuenta de que presenta un desequilibrio.

En el caso de la bulimia se llega a ingerir el alimento en exceso, por lo que de lo que no se es consciente es de los efectos que puede conllevar esa ingesta masiva o el vomitarla para deshacerse de la sensación de saciedad.

Hay que realizar un reaprendizaje en torno a la alimentación y sus hábitos para condicionar nuevas pautas más saludables y revisar todos los temas emocionales no resueltos sobre todo con la madre. Es importante el conocimiento, seguimiento y apoyo de la terapia por parte de la familia.